27 abril 2008

THINK, Nuestra Silla de Oficina Inteligente



Efectivamente, nos hemos decidido por una silla de oficina que piensa en el medioambiente y la ergonomía de nuestro cuerpo mientras trabajamos. Y además de inteligente la silla tiene un bonito diseño. Se llama THINK, es de Steelcase, una empresa especialista en mobiliario de oficina. Steelcase se esfuerza en aplicar un riguroso análisis de ciclo de vida (ACV) de sus productos teniendo en cuenta los materiales empleados y estrategias de reciclabilidad y de reusabilidad en el proceso de desarrollo del diseño. La transparencia medioambiental de la compañía Steelcase nos ha convencido de su verdadero espíritu eco-amigable y aunque sus precios no parecen bajos (desde 460+ IVA), en realidad desde el punto de vista calidad-precio a largo plazo es una buena oferta. En realidad, podríamos ir pensando en no comprar otra silla de oficina en la vida.

¿Por qué la silla THINK?

Esta silla se produce de forma local en Sarrebourg, Francia, y con esta política se reduce el impacto de transporte (combustibles, CO2, embalaje…). De hecho, la silla está fabricada siempre cerca del cliente, ya sea en Europa, Asia o América. Además, sólo se producen bajo pedido. Este aspecto conlleva que tuvimos que esperar 3 semanas para que nos trajeran la silla, pero por otro lado, esta política reduce la necesidad de instalaciones para almacenamiento del stock y la posibilidad de personalización de tu silla (colores, tapicería, etc.).

THINK ha sido diseñada considerando el impacto ambiental de cada etapa del ciclo de vida del producto, desde que materiales la componen, hasta la forma de producción, el transporte, la distribución, el uso, así como lo que pasa cuando termina su vida útil.

Con respecto a la primera etapa, por ejemplo, Steelcase ha conseguido reducir el peso de la silla a 15 kg, un 40% de los materiales de THINK son reciclados, no contiene PVC ni plomo ni cromo ni mercurio y es 99% reciclable. Esto es posible gracias a que la silla ha sido diseñada para ser fácilmente desmontable en piezas de diferentes materiales. Aparentemente es posible desmontarla en 5 minutos usando herramientas caseras. Todavía no nos hemos puesto a desmontarla, pero de nuevo, este aspecto tiene una gran ventaja: la posibilidad de remplazar o reparar piezas dañadas fácilmente, consiguiendo alargar la vida útil de la silla drásticamente.

Todo esto ha hecho que Steelcase consiga unos cuantos certificados de calidad medioambiental, entre los cuales se encuentra el certificado ‘Gold’ de ‘Cradle to Cradle’.

Bueno, ¿queréis saber si es cómoda? Pues sí! Es realmente cómoda! Su asiento y respaldo cuentan con flexores que hacen que la silla siempre contornee tu cuerpo consiguiendo un confort extra, además cuenta con múltiples mecanismos de regulación para que personalices la silla a tu cuerpo.

Para ver la gama completa de sillas y otros muebles de oficina Steelcase, podéis visitar su página web.

7 comentarios:

Toni Marin dijo...

Me parece genial vuestra iniciativa, el contar así, de forma tan fresca,los pasos que dais.
Y como no todo el mundo nace sabiendo os hago un par de sugerencias. Respecto a las sillas de oficina, aparte de la parte estética , el la que cada uno tiene sus gustos, te recomiendo dos marcas: Häg, fabrican varios modelos, tienen una política medioambiental muy severa y disponen de varios modelos que han sido fabricados con plásticos reciclados, concretamente con parachoques de Audis. Otra marca que trabaja con altos índices de ecología es Stoke. El diseño ergonómico que aplican e muy interesante. Yo mismo tengo una hace un montón de años y tengo la espalda en perfectas condiciones.

Toni dijo...

Os puedo preguntar dónde comprastéis esta silla? Gracias! Enhorabona pel bloc!

Petz Scholtus dijo...

Hola Toni, creo que solamente la vende Steelcase mismo, ya que se fabrican a medida. Tienen una tienda en Barcelona y otras ciudades. Mira en su web en "donde comprar":

http://www.steelcase.com/es/

un Saludo!

Anónimo dijo...

Tenemos esta silla en nuestro centro de trabajo (Indra Sistemas, Sevilla) y la desaconsejo totalmente (yo y bastantes compañeros más). El respaldo se reclina únicamente si el usuario lo presiona con la espalda y no permite fijarlo en una posición determinada. El resultado es una batalla constante entre la persona empujando hacia atrás y la silla hacia adelante. Batalla que termina ganando la silla, que no se cansa de empujar. Me he encontrado múcho más cómodo en otras sillas de oficina más normales y de las que no he leido tantas excelencias como de la silla Think.

Anónimo dijo...

Me compré la silla hará ya 2 semanas para estudiar las oposiciones y ya estoy deseando devolverla,aunque creo que me la comeré con papas,ya que cuando te sientas por 1ªvez es la ostia de cómoda pero cuando llevas un par de jornadas estudiando o al ordenador te cagas en su puta madre y en el dineral que tas gastao pa na porque te das cuenta que tu anterior silla de 150 euros(ésta me costó 700)era más cómoda y ergonómica.La gran cagada de esta silla es su puto respaldo que toma la posición que le sale de los huevos(como es inteligente)y no la que tu quieres provocándome en la espalda un dolor que antes no tenía.
Recomiendo marcas españolas que a lo mejor no son tan estéticas pero cumplen la función que se le encomienda a una buena silla y además son más baratas ya que no son de importación como las steelcase,herman miller...

sillas ergonómicas oficina dijo...

Es fundamental la correcta elección de la silla de oficina para garantizar un lugar de trabajo confortable y cómodo. El uso de sillas ergonómicas ayuda a este fin. Saludos.

Anónimo dijo...

En mi trabajo tambien la tenemos, y la desaconsejo por completo. Con la silla anterior a la Steelcase Think (q era modesta) nadie tenia problemas de espalda y cuello (y aquella silla la tuvimos al menos 8/9 años la mayoria) y desde que tenemos las Steelcase estan apareciendo numerosos casos con problemas de espalda/cuello, y todo ello en un periodo de poco mas de un año....