07 agosto 2006

Decapando las Vigas con Arena por la Carcoma

Un buen consejo que os podemos dar es que os aseguréis bien de que las vigas de madera de vuestra casa no tienen parásitos. En el barrio Gótico de Barcelona es muy común tener algún insecto comiendo la madera de tu casa y nosotros no hemos sido menos! Los pequeños agujeros en nuestras vigas de madera han sido diagnosticados como carcoma. Sin perder tiempo, hemos tratado toda la madera antes de que el banquete acabe con la Finca en unos años.
Leímos en algún lado que una manera tradicional y ecológica de encargarse de la carcoma es colgar avellanas (o eran castañas?) en una redecilla junto a las vigas. Para las carcomas son delicatessen, de manera que cuando se entretienen con las avellanas no comen las vigas y cambiando las bolsitas regularmente acabas solucionando el problema. Por muy ecológicos que podamos ser la solución nos pareció un poco como el cuento del Flautista de Hamelin de los Hermanos Grimm por lo que nos pusimos a buscar por soluciones más convencionales para salvar la madera.
Para tratar la madera primero es necesario decaparla para deshacernos de los restos de pinturas y barnices viejos que impiden que el tratamiento actúe eficazmente. Esta operación se puede realizar por calor (proceso bastante largo, difícil y caro dependiendo de las capas de barniz o pintura vieja), mediante productos químicos (obviamente el método menos ecológico) o mediante chorreado.
Nosotros optamos por este último porque no necesitas utilizar químicos y porque resulta bastante rápido y económico (12 €/metro). Contratamos a la compañía Sorrejats Huracá que hicieron un buen trabajo decapando 130 metros de vigas más una pared de ladrillos en un solo día. Más información a cerca del episodio con las carcomas en el siguiente artículo.